Buscar

Una historia poderosa para tu futuro

Actualizado: ago 14

Las personas somos producto de nuestras historias, de la forma en que las narramos, te ayudan o te estorban? Te invito a continuar leyendo.



Bienvenido a mi blog. En este espacio conocerás la forma en que podrás accionar paso a paso y lograr metas altas, así que iniciemos la conversación.


La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y como la recuerda, para contarla - Gabriel García Márquez-.

Nuestras historias

Somos creadores de historias, nos cautivan nuestras propias historias. Apenas ocurre algo, le damos un significado y olvidamos que hay otras posibles interpretaciones...como si esa fuera la única forma posible de ver el suceso, así creamos la historia.

La compartimos con la gente que está a nuestro alrededor y aquí es donde realmente empieza el problema... Si ellos no la ven como una interpretación o percepción personal acerca de un evento, la tomarán como una verdad y vivirán en ella.

Tú cuentas con un banco de historias, listas para ser contadas y que se repiten en tu mente una y otra vez, como si fueran ciertas.

Las personas somos producto de nuestras historias, de los discursos que tenemos, del papel que desempeñamos en las historias que contamos.

Hay historias que contamos con bajo poder e influencia, como cuando las contamos siendo víctimas de algún suceso; en cambio, hay otras donde estamos empoderados y aumentamos nuestras posibilidades.

Tú, cómo cuentas tus historias?

En el momento en que puedes identificar, que son solo historias, interpretaciones o significados, tendrás mayores posibilidades.

Pareciera que entonces la solución está en dejar de dar significado a las vivencias y no crear historias...Imposible, ni trates, tenemos una habilidad innata; solo requerimos conciencia, de que son la forma en que interpretamos lo sucedido.

Por ejemplo, has pensado, cómo y cuándo se crearon tus creencias con respecto al dinero, a tu valor personal, a lo que mereces o no? Algunas historias son como un legado, están ahí desde siempre, sin ser cuestionadas y menos, actualizadas.

Qué tal si jugamos un poco con algunas de las siguientes historias?


· La vida es dura

· La vida no es justa

· Es un asunto de suerte

· Ya es tarde

· No soy suficientemente bueno

· Tengo que hacer todo yo

· Hay que trabajar duro para conseguir lo que uno quiere


Alguna te hace sentido? Te suena familiar? Tienes esa historia en tu banco?

Cuáles de tus historias te posibilitan y cuáles te detienen? Cuáles te sirven hoy para lo que quieres lograr?

Cualquier historia que esté en tu mente dando vueltas, te sirvió en algún momento, tenía un propósito. Hoy, con el paso del tiempo, con las experiencias que has vivido, ya no te es funcional.

Hoy ya no tienes que guardar lealtad a esas historias;

Te preguntaras si busco cambiar el pasado? La respuesta es No.

Busco, crear un mejor futuro.

Es buen momento para reescribir historias, no te parece?


Visítanos en: hildafainsod.com


Contáctanos en: contacto@hildafainsod.com

0 vistas
ContactO
  • Icono negro LinkedIn
  • Negro del icono de Instagram

© 2020 Hilda Fainsod